El alfabeto hebreo, correctamente llamado abyad es la serie de consonantes utilizada para escribir en hebreo, idish y, en menor medida, en judeoespañol. El término abyad significa, justamente, que el sistema de escritura incluye solamente consonantes. En total, el abyad está compuesto por 22 caracteres, de los cuales cinco tienen una grafía diferenciada al final de las palabras.

El sistema de caracteres consonánticos hebreos, denominado en algunas oportunidades álef-bet, no utiliza reglas de puntuación sino que es el lector el encargado de proveerlas. Sin embargo, a modo de ayuda en el aprendizaje del idioma, se emplea la puntuación diacrítica de los masoretas.
Por otro lado, y estableciendo un parecido con el español y otros sistemas de escritura actual, el abyad hebreo utiliza diferentes estilos de letras, como son el manuscrito, la imprenta, el estilo cursivo y el estilo de molde.

Como sabemos, la comunidad judía mantiene una cultura altamente religiosa y creyente. Las letras del alfabeto álef-bet no son una excepción de estas costumbres. Los caracteres de este abyad no se limitan a representar un sonido a través de una figura. Además, las letras se asocian al ser humano en su esencia, de modo que cada carácter tiene un cuerpo, alma y espíritu propio.

Un mito enseñado en la educación judía señala que el Universo fue creado a partir de diez expresiones de Dios, compuestas por las letras hebreas. Estos caracteres habrían funcionado como bloques de construcción, claves para el establecimiento del orden de todo lo creado. Así, las letras judías en sí mismas tienen una razón de ser de origen divino.

Etiquetas: , , ,