En el mundo entero existen millones de ciudades de múltiples similitudes y diferencias, de mucha o poca población, de pocos o miles años de historia, con bajos o altos ingresos económicos, etc. Estas conforman un mundo de variedades en donde se pueden distinguir ciudades caras y baratas para el modo de vida. En el Medio Oriente, Tel Aviv es la ciudad más cara, sustentada en ser centro económico importante de la región.

Para evaluar cuán cara es una ciudad se toma en cuenta la vivienda, la alimentación, la vestimenta, el entretenimiento y los productos del hogar. Tel Aviv cumple con todos estos requerimientos con cifras realmente elevadas. Otras ciudades caras del Medio Oriente son Dubai y Abu Dhabi en los Emiratos Árabes Unidos.

Tel Aviv es la segunda mayor ciudad de Israel, ubicada en la costa mediterránea del país cuya superficie es de 51,8 kilómetros cuadrados. Tiene una población de 390,100 habitantes y con ello se convierte en la mayor y más poblada ciudad en el área metropolitana del Gush Dan. Además de poseer el nombre de la más cara ciudad del Medio Oriente tiene desde el 2003 el título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido a albergar su Ciudad Blanca de arquitectura Bauhaus, la cual comprende la más grande concentración de edificios con estilo modernista en el mundo.

Esta ciudad está convertida en un importante destino turístico para todos aquellos turistas que escogieron el Medio Oriente como destino. En esta ciudad se encuentra el mayor centro económico global de Israel, además es el hogar de la Tel Aviv Stock Exchange y así también, de oficinas corporativas y muchos centros de investigación y desarrollo. Además de importancia económica debe su popularidad gracias a la magnitud de la cultura israelí, ciudad de carácter cosmopolita, moderna y de importantes centros de artes escénicas.

Tel Aviv resulta atractiva para muchos turistas y para ellos la ciudad les ofrece hermosas playas, hospedajes cómodos, imponentes y muchas tiendas de lujo calificadas con cinco estrellas, cafés, zonas de esparcimientos. Además de visitar los lugares determinados se puede mantener contacto con los habitantes, conociendo así su modo de vida y muchas respuestas de los intereses que se tenga.

Si algún día existe la idea de un viaje se puede escoger a la ciudad de Tel Aviv como opción pero teniendo en cuenta el bolsillo. Puede ser una idea costosa pero puede valer la pena.

Fotos: Flickr

Etiquetas: , ,