Egipto es un país increíble, y para disfrutar de él, por supuesto que debemos estar preparados para movernos. Son varias sus ciudades y sitios de interés, y sobre todo si viajamos de un modo independiente, debemos considerar de ante mano el tema del transporte.

image

Imagen kudumomo

Siendo las puertas de entrada Luxor o el Cairo, lo primero que deberíamos saber es que los vuelos internos son bastante caóticos en cuanto a horarios. Llegar tarde a destino es la regla, una desorganización que muchas veces se extiende al transporte terrestre. Lo mejor para moverse dentro de las ciudades es el taxi, y por supuesto, hay que aprender el arte del regateo para negociar antes de partir el precio de cada trayecto.

Si consideramos que ciudades como Luxor o El Cairo requieren de varios días, en poco tiempo, entenderemos bien el mecanismo de fijación de precios de los taxis, que saben muy bien identificar turistas para ofrecer sus servicios. Los taxis, se pueden contratar por trayecto, o incluso durante un día entero, aunque es bueno tratar y conocer un poco a nuestro taxista antes de confirmarlo por una jornada. El precio por un día completo de taxi suele rondar los 70 euros.

La otra opción de transporte urbano es el autobus, que realizan distintos recorridos con paradas preestablecidas en las calles, y con la particularidad que nunca se detienen, sino que aminoran la marcha para cargar y descargar pasajeros. La otra opción de transporte urbano es el metro, que funciona muy bien pero es limitado en cuanto a barrios en la ciudad de El Cairo.

En caso de programar excursiones fuera de la ciudad, pero en trayectos no muy largos, el taxi también es una buena opción de transporte. Entre ciudades y regiones es el tren es el transporte más rápido, y con opciones para distintos presupuestos. Viajar en tren en Egipto es una idea apropiada, y en primera clase, tendremos aire acondicionado. Los autobuses interurbanos, son más lentos por la cantidad de paradas.

Los coches de alquiler, son la opción más libre para conocer Egipto, pero el ritmo y caos del tráfico no suele ser muy alentador. ¿Un ejemplo? los semáforos no abundan y no suelen ser muy respetados. Con tal panorama del transporte en Egipto, esperamos que puedan escoger entre todas las opciones para tener un buen viaje.

Etiquetas: ,